Las ventajas de viajar en pareja ¡según la ciencia!

¿Sueles viajar en pareja? Entonces seguro que has experimentado muchas o todas las ventajas para uno mismo y para la relación que vamos a explicar a continuación. Y si no eres de los de hacer viajes y escapadas con tu amado o amada, ¡toma nota! Porque seguro que al conocer todos los beneficios de hacerlo, te entran las ganas.

La ciencia ya ha confirmado en diversos estudios que las personas que viajan experimentan un mayor bienestar, son menos propensas a sufrir estrés y sienten una mayor satisfacción con su vida. De hecho, está más que demostrado que la experiencias proporcionan un sentimiento de felicidad mayor al de comprar bienes materiales. Y no lo decimos nosotros, ¡lo dice la ciencia!

Pero si además de viajar, lo haces con tu pareja, fortalecerá tu relación y te aportará sensaciones y experiencias que te convertirán en un auténtico apasionado de los viajes.

Por qué es bueno viajar en pareja

viajar en pareja

Compartir aficiones

Un gran estudio de investigadores The Open University (la Universidad a distancia de Reino Unido, equivalente a nuestra UNED) elaboró el estudio ‘The secret of enduring love: how to make a relationship last’. En él se habla de los secretos para que las  parejas sean felices y coman perdices. Es decir, para que no rompan nunca. Y uno de los puntos esenciales de los que habla es el de compartir aficiones. ¿Qué mejor afición puede existir que viajar? Si por separado es una sensación maravillosa, si se comparte, es toda una fortaleza para una relación.

Y no solo hablamos de compartir la afición de viajar. Sino de compartir en general. Compartir momentos, vivencias, anécdotas y confidencias. Al fin y al cabo, compartir y crear momentos juntos, recuerdos que unen y que permanecen para siempre.

Romper con la rutina

Uno de los mayores peligros de una relación es caer en la rutina. Al final, la vida monótona va quemando a las parejas y supone un grave problema para su futuro. Y salir de vacaciones te permite experimentar nuevas emociones, conocer nuevos lugares y enfrentarte a la improvisación, lo cual habitualmente es algo emocionante.

Viajar aporta la verdadera felicidad

viajar en pareja

Un estudio encargado por Booking y elaborado por una entidad independiente muestra que ni las compras, ni los planes de boda: el mayor placer en la vida en la actualidad reside en viajar. Algunos pensarán que es una exageración, porque lo cierto es que el momento de contraer matrimonio suele ser de los más felices de nuestras vidas, y seguramente para la mayoría así sea. Sin embargo, los datos hablan por sí solos, y es que casi la mitad de los encuestados afirma que viajar le proporciona más felicidad que el día de su boda. Está claro que muchas veces no es necesario firmar un papel para disfrutar con tu pareja, sino que planeando un viaje se experimenta este bienestar de una manera más intensa y duradera.

Experiencias por encima de bienes materiales

Hay diversos estudios, como este que os enlazamos, que sostienen que el dinero gastado en hacer proporciona una felicidad mucho más duradera que el dinero gastado en tener. Es decir, que las experiencias están por encima de los artículos materiales. Y es que al fin y al cabo un producto pertenece a alguien, mientras que una experiencia puede ser vivida por varias personas, por ejemplo una pareja, disfrutarla por dos y generar momentos y recuerdos inolvidables.

Confianza

Además, viajar en pareja incrementa la confianza entre las dos partes. Y es precisamente lo que queremos cuando hacemos un viaje, realizarlo con una persona de máxima confianza para poder aprovecharlo al máximo. De hecho, un estudio de Bridgestone pone de manifiesto que a la hora de hacer un road trip o viaje por carretera el 65% de las personas elegirían a su pareja para compartirlo.

Así que con estas cinco ventajas tan importantes, tratamos de restar importancia al hecho de que existe un alto número de divorcios y rupturas después de las vacaciones. La mayoría de estas situaciones se dan porque la pareja no estaba en un buen momento antes de su viaje y, de hecho, un estudio de Rumbo asegura que, en todo caso, las vacacioens logran en muchos casos arreglar este tipo de situaciones e incluso despertar el romanticismo y la sensualidad.

viajar en pareja

Y con esto decimos siempre sí a viajar en pareja. Pero ¡ojo! Que también hay situaciones complicadas, momentos tensos e imprevistos que debemos superar con madurez y confianza, especialmente en los viajes más aventureros que requieren de elecciones instantáneas y riesgos diversos. Todo ello lleva, en última instancia, a fortalecer una relación y a generar vivencias íntimas, personas y cómplices que quedarán para siempre en el recuerdo.

share post to:
Author

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *