Por qué San Francisco es una ciudad con magia que enamora

Si hay dos viajes que, sin duda, no vamos a olvidar de todos los que hemos hecho, estos son nuestro viaje a Estados Unidos de costa a costa, y nuestro viaje a Islandia. Dos aventuras completamente diferentes pero que nos completaron como personas, algo que ocurre con cada uno de los viajes que hacemos. Cada uno de ellos nos aporta algo que hace que volvamos con experiencias vividas y aprendizajes que, por pequeños que sean, nos cambian de algún modo.

Pero en este caso nos vamos a centrar en nuestro viaje a Estados Unidos de costa a costa, dentro del cual pudimos disfrutar de cuatro días en la maravillosa ciudad de San Francisco. Íbamos tan emocionados por visitar Nueva York, Las Vegas o Yosemite que a priori apenas prestamos atención a lo increíble que sería la ciudad de San Francisco. Pero nos hicieron falta pocas horas para darnos cuenta que puede que sea, sin duda, la ciudad con más magia que visitamos en este viaje.

Para los indecisos, os dejamos con algunas buenas razones para visitar San Francisco si hacéis alguna ruta por Estados Unidos, o simplemente como un viaje para pasar unos días expresamente allí. ¿Por qué no?

Qué ver en San Francisco, una ciudad con magia

Golden Gate

qué ver en San Francisco - Golden Gate

¿Quién no ha visto alguna vez en alguna película el famoso puente Golden Gate? La verdad que era uno de los atractivos que más nos apetecía ver con nuestros propios ojos, y la imagen es preciosa. ¡Merece tanto la pena!

Golden Gate Park

Pero no hay que olvidar que San Francisco tiene un parquet enorme, el pulmón de la ciudad, con el mismo puente que el puente: Golden Gate Park. Nosotros lo recorrimos de punta a punta, pasando por un jardín japonés, una zona con bisontes, un mirador, y muchas más cosas. Es un largo paseo en el que respiras aire puro y, lo mejor, vas a dar al mar, y puedes comer allí en un restaurante con vistas que pone la guinda al pastel de la ruta.

Cable Car

qué ver en san francisco - cable car

Lo del Cable Car es de otro mundo. Montarte en ese vehículo que parece sacado de otra época, subiendo y bajando por las impresionantes cuestas de la ciudad, no tiene precio. ¡Hay que probarlo!

China Town

Tampoco debes dejar de darte una vuelta (o incluso cenar, como hicimos nosotros, en uno de los establecimientos) por el barrio chino de San Francisco. La ambientación te traslada a una ciudad asiático y los restaurantes son muy auténticos, con galletitas de la suerte incluidas en el menú.

Alamo Square

qué ver en san francisco - alamo square

Pero si tuviera que quedarme con un rincón de la ciudad, sería con este. ¿Por qué? Pues porque tiene magia. La vista de las famosas Painted Ladies de la ciudad, desde un parque precioso y lleno de vida, que además sí, me recuerda a la mítica serie de Padres Forzosos. ¡Quiero volver!

Ashbury

Y si quieres adentrarte en la zona más hippie de la ciudad, entonces debes ir a Ashbury, donde puedes tomarte unas cervezas, visitar tiendas de lo más pintorescas y encontrarte con personajes de lo más peculiar. ¿Adivináis el aroma que sale de muchas de sus esquinas y calles? Pista: puedes ver humo y no estarás oliendo tabaco…

Pier 39

Y, por último, pero no menos importante, Pier 39, el famoso muelle del puerto de San Francisco en el que puedes encontrar de todo para pasar un día estupendo. Puestos de comida take away, con sus famosos crabs (cangrejos), tiendas, restaurantes y paseos que te transportarán al lejano Oeste por su ambientación.

Además, viajar a San Francisco te permite estar relativamente cerca (para lo que son las distancias en Estadios Unidos) de otros puntos tan míticos como Yosemite, Las Vegas o Los Ángeles. Es un viaje maravilloso del que seguro que te llevas un buen recuerdo.

share post to:
Author

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *