Pueblos con encanto sin salir de Aragón

Muchas veces buscamos fuera lo que perfectamente podemos encontrar en casa. De hecho Aragón es, sin duda, una de las comunidades con más encanto de España y tenemos que darle el reconocimiento que se merece. En sus tres provincias se reparten cientos de pueblos en los que podemos encontrar pequeñas joyas naturales o monumentales.

Hoy traemos una selección de ellos a los que podrás llegar en menos de dos horas y media para pasar un fin de semana perfecto.

Alquezar (Huesca)

Con apenas 296 habitantes esta antigua fortaleza árabe localizada en Huesca es el sitio perfecto para los amantes del barranquismo. Ya que la erosión del terreno provocada por el Río Vero ha dado lugar a este paisaje escarpado ideal para la práctica de deportes de aventura. Por otra parte, aún podemos sentir el ambiente de su pasado medieval paseando por el pueblo, conociendo el portalón gótico y su museo del siglo XVII. Del mismo modo, se pueden visitar las muestras de arte rupestre en las cuevas del Parque Cultural del Río Vero.

Sos del Rey Católico (Zaragoza)

Este pueblo de casi 600 habitantes situado en la provincia de Zaragoza, es considerado uno de los más bonitos e interesantes para visitar de España. Título que se gana gracias a toda la historia que lleva detrás y por el ambiente medieval que transmiten cada una de sus calles. Además del buen estado de conservación que presenta su patrimonio, permitiéndonos seguir disfrutando de él hoy en día.

Albarracín (Teruel)

Este pueblo de Teruel que tiene casi el doble de población que el anterior, también forma parte de este grupo selecto en el que uno de los puntos más atractivos que tienen es su belleza. Nada más llegar destacan sus altas murallas dominando la ladera que se remontan a la Edad Media. Asimismo sus otros puntos fuertes son la Torre del Andador, las ruinas de un alcázar y la catedral del Salvador. Por otro lado, su ubicación es muy privilegiada, teniendo a su alrededor buenas rutas de senderismo, pinturas rupestres y frondosos bosques.

Anento (Zaragoza)

Este pequeño municipio de Zaragoza de tan solo 95 habitantes, ha renacido en tan solo 30 años, pasando de ser una aldea abandonada a uno de los pueblos con más encanto y recomendables para visitar. El famoso aguallueve es su mayor atractivo turístico, esta formación kárstica moldeado por el agua de los manantiales, ha ayudado a crear un pequeño microclima de abundante vegetación. El castillo celtíbero que encontrarás en la parte de arriba, es otro lugar interesante que deberás conocer si viajas a Anento.

Aínsa (Huesca)

Aínsa, poblada por algo más de 2000 habitantes, se encuentra en la comarca de Sobrarbe. Esta villa medieval de Huesca situada entre los ríos Cinca y Ara, fue declarada Monumento Histórico-Artístico. Sus murallas en perfecto estado, sus puertas, forjas y rejas hechas a mano, las casonas convertidas en hospedajes…  La magia que tiene hace que te transportes a otra época. Por lo que si te gustan los lugares con historia, este pueblo tiene que ser visita o escapada obligatoria.

Author

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.